how to build your own website

Por Eduardo Eraso

Titular, Editor y Columnista de Diario del Mercado
@diariomercado | facebook/diariodel.mercado | www.diariodelmercado.com
 | 18 de Septiembrel de 2019 |

Emergencia Alimentaria


Los Mercados como históricos proveedores

“ARTÍCULO 1°.- Prórroga. Prorróguese la emergencia alimentaria en todo el territorio de la República Argentina, dispuesta por el decreto 108/2002 y sus modificatorias, hasta el año 2021”

Acaba de aprobarse la prórroga de la Emergencia Alimentaria, que fue aplicada en el año 2002, en vista de la situación de aquel año, que aún está fresca en la memoria.

Es llamativo que una emergencia tenga una duración de 19 años, a pesar de haber tenido tantos años de bonanza, según algunos indicadores de los años pasados, y que dicha emergencia nunca haya sido superada. Algo está muy mal, se está haciendo muy mal desde hace muchos años para que esto ocurra.

Los mercados conocen el rostro de los necesitados desde siempre, y esto se puede comprobar en la mayoría de los mercados de nuestro país.

Es habitual ver a representantes de ONG que procuran a través de comedores comunitarios a paliar el hambre de mucha gente. También los que directamente van a pedir algunas sobras o descartes, o van a los contenedores en busca de algo que aún tenga capacidad de alimentar o ser cocinado.

Una ONG con presencia mundial, el Banco de Alimentos, cuenta con la autorización de muchos mercados para pasar a recoger frutas y verduras que con escaso valor comercial aún pueden ser rescatados para alimentar a muchísimos comedores.

En la Fan-page del Mercado de Productores de Rosario se puede leer el agradecimiento de un vecino de dicha entidad “Es el mercado que le da de comer a cientos de familia incluida la mía feliz de vivir cerca de el”.

En tapa hemos publicado un registro del Banco de Alimentos y la cantidad de alimentos recuperados y en esta página podemos ver a algunos operadores y gente del Mercado de Productores de Rosario y un evento del Banco de Alimentos preparando unas recetas con lo recuperado para servirlo a la gente del Mercado.

En el Mercado Central de Buenos Aires, se puede ver a decenas de personas rebuscando en los contenedores los descartes, que en muchos casos son para alimento familiar y en otros para revender.

El showman y economista Javier Milei, saca la cuenta: en Argentina se producen alimentos para 400 millones de personas, pero el Estado se queda con más de 50% de ello a través de impuestos y así y todo hay hambre.

Por otro lado el senador Miguel Angel Pichetto, candidato a vicepresidente de la Nación, se manifiesta en contra de dicha declaración de emergencia, considerando que hay una utilización política del caso.

Pero estamos en Argentina y aquí todo puede pasar, o quedarse, como el hambre o como la emergencia.

Por otro lado, el presidente una la federación de Mercados, está buscando quedarse con la silla de director municipal del Mercado de Abasto de Córdoba, y ya está “sacando cuentas” si se interpreta lo que quiero decir.

A su vez, un ex presidente de una cámara del sector y ex representante de esa entidad en dicha federación, reconoció a las nuevas autoridades haberse apropiado de unos diez mil dólares para su uso personal. Así como lo reconoció también prometió devolverlo a razón de cien dólares por semana o por mes, de acuerdo a como le vaya. Lo raro es que no lo hayan denunciado ante la justicia.

Pero estamos en Argentina y aquí todo puede pasar, o quedarse a vivir, como la impunidad.

Algo bueno, entre tanta Emergencia Alimentaria, climática o como sea, es que se comienza a sentir el cambio de clima y con ello la posibilidad de un incremento natural de las ventas, porque ya no se discute su incidencia en un mayor consumo de frutas y verduras.

Lo que no repunta es el precio, que en muchos artículos, como la línea de los productos cítricos, que están más baratos que el año pasado, y los productores están que trinan, como siempre.